Segunda silla de paseo


La primera pregunta que me surje a la hora de escribir este post es... ¿hay necesidad de ella verdaderamente?... y es que llevo mucho, pero que mucho tiempo escuchando eso de: "es que estas sillas son más cómodas", "es que ya lo verás", "es que son las que lleva todo el mundo para cuando son más mayores"... sabéis a cuáles me refiero, ¿verdad?... a las sillas de paseo de cierre tipo paragüas... nosotros tenemos el típico sistema modular de tres piezas (huevito - capazo - silla de paseo) o teníamos más bien.... y es que ahora tenemos este nuevo "cacharro" (si pasais el puntero del ratón por encima de la foto veréis nuestra nueva silla de paseo, desplegada y plegada)....


Os comento, yo no tenía ni por el forro pensado coger otra silla de paseo... con la nuestra, modelo Jané Ryder, estoy más que encantada, va fenomenal y aunque no pliega tanto, si lo hace lo suficiente como para que nos entre en el coche... eso si, ocupando la mayor parte del maletero de nuestro C4... entonces, ¿por qué la cogimos?.. pues os comento, a raíz de nuestro reciente viaje a Port Aventura... y es qué había dos soluciones posibles:
- Ir con nuestro modelo de silla y turnarnos si había que subir en algo con la nena, porque vale, la nena y nosotros entramos casi en cualquier lugar, pero, ¿dónde metíamos semejante armatroste?...
- Comprar un nuevo modelo, tipo paragüas, para que pudiéramos plegarla y subirla con nosotros en los trenecitos y demás sitios en los que podamos subirnos con nuestra nena... aunque bien es cierto que en algunas atracciones del parque había "parkings" para dejar los carritos, lo cierto es que en otras te recogían en una zona del parque y te dejaban en otra... así que por narices, el carrito tenía que ir con nosotros!!
  
Así que, nos gustara o no, se nos planteó la necesidad imperiosa de comprar una nueva silla para poder disfrutar a tope de nuestra experiencia en el parque temático... pero vamos, que de no ser por esta circunstancia tan específica, os aseguro que no hubiéramos comprado otra silla, yo personalmente, no veo la necesidad!!, aunque no dejo de reconocer que tienes sus ventajas:

- Para entrar en los probadores (al ser más pequeñitas las ruedas de atrás te puedes apañar para meterlo contigo en cualquier probador yo diría -con nuestro Jané Ryder sólo entro en uno de ancho especial y, lógicamente, tamaño amplio-)

- Te deja el maletero libre en parte (con nuestro otro carrito prácticamente queda inhabilitado)

Pero ojo, también sus inconvenientes:

* Los bastones que tienes que dirigir te obligan a llevarlo con las dos manos en todo momento (así que si llueve -¿con qué mano sujetas el paragüas?, :(- y si quieres comerte un helado o hablar por tfno., olvídate)

* Es bastante más baja que el otro modelo de silla, así que si lo arrimas a una mesa en un restaurante tu nena quedará a un altura que no concordará con la de la mesa -así que "no podrá sentarse a la mesa"-

* Al no tener amortiguación, si metes la sillita por zonas irregulares te entrará un tembleque bastante molesto.

En fin, que como veis, yo no soy demasiado partidaria de este tipo de sillas de paseo....

¡Muchas gracias por compartir el post!

Sobre la autora

¡Muchas gracias por tu visita!, si te ha gustado el post no te olvides de comentarlo ni de compartirlo en tus redes sociales ; )

2 comentarios:

  1. Yo era al principio muy reacio a comprarla, sobre todo por el dineral de la primera silla, casi 1000 euros, pero la verdad, en nuestro caso creo que fue inevitable.
    Mucho, pero que mucho uso le damos, estamos todo el día fuera de casa, y cuando salimos, el maletero brillaba por su ausencia.
    ah! yo me he convertido en todo un experto en llevar esa silla con una sola mano. Cuesta, pero se puede.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nosotros usamos la silla del sistema modular, o sea la cara (aunque en nuestro caso no fue tanto como la vuestra) para el día a día por la zona y la de bastones directamente la tenemos guardada en el coche para cuando viajamos...

      Ya me dirás el truco para llevar este tipo de sillas con una mano, porque yo casi ni con dos!!

      Pero de todas, todas, yo, personalmente, sigo prefiriendo nuestra primera silla de paseo.

      Saludos

      Eliminar

Follow my blog with Bloglovin