Facebook Twitter Pinterest GooglePlus Instagram Consejos para viajar con un bebé | Café largo de ideas - Decoración, reciclaje, DIY, blogging

Consejos para viajar con un bebé

*Hoy colabora con «Entre Pañales & Biberones» Catalina López Zuluaga, autora de este estupendo artículo que espero disfrutes:

Cuando afrontamos un viaje con nuestro bebé no queremos que haya ningún imprevisto que nos sorprenda. Solemos hacer listas enormes donde apuntamos todo para evitar olvidar algún detalle. Pero a veces la intención de ser tan minuciosos es contraproducente y hace que dejemos pasar algo que era imprescindible en nuestro equipaje. La mejor opción es hacer listas temáticas y compartimentar nuestro equipaje según distintos temas.



1.- Salud

Siempre será el primer área que nos venga a la mente. Has de llevar gasas, toallitas, pañuelos, pañales suficientes -al menos hasta llegar a tu destino-, las medicinas que le estés administrando y alguna más que te recomiende el pediatra para patologías típicas de cada edad.

Tu botiquín debe contener un termómetro, crema hidratante para aplicar al bebé después de limpiarle y, si tienen edad suficiente para tomarlos, algunos medicamentos contra el mareo y las náuseas, como antieméticos. No olvides apósitos, desinfectante, insecticida y protector solar.

2.- Ropa

Para proteger al bebé del sol no basta con una crema solar, sino que tendremos que llevar un gorrito y gafas de sol. Según nuestro destino daremos prioridad a la ropa fresca contra el calor o la abrigada contra el frío, pero vayas donde vayas tienes que llevar al menos algunas mudas de cada una de ellas, pues los bebés son más sensibles a los cambios de temperatura y si se resfrían, el viaje será una mala experiencia para ellos y para sus papás. Recuerda que tanto el calor excesivo como el frío puede resfriarles al pasar de uno a otro.

Tienes que tener en cuenta que el bebé se manchará, por lo que llevar ropa sobrante es imprescindible, sobre todo si calculas que la rapidez con la que tu bebé va a ensuciarse es mayor que la rapidez que tendréis para lavar su ropa (y casi siempre es así).

3.- Comida

Dependiendo de la edad de tu bebé y de si le das el pecho o no, el menú puede variar mucho, por eso es adecuado tener en cuenta las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud en lo relativo a la transición desde la lactancia materna a la alimentación más convencional.

En todo caso, lleva siempre un poco más de comida de la estrictamente necesaria para el trayecto hasta tu destino. Si acostumbras a alimentar a tu bebé con comida elaborada en casa, es óptimo que lleves algunos preparados para tu viaje, pues si no, el bebé notará la diferencia y un viaje no es buen momento para que le disgusten las novedades y se niegue a comer.

4.- Entretenimiento

Sabemos que lo ideal es que los bebés duerman lo más posible en el viaje, pero no siempre tenemos esa suerte. El sentirse fuera de su entorno y con ruidos que desconoce, puede alterar sus ciclos de sueño. Por eso es adecuado que planifiques al milímetro el horario del viaje y, si vas en automóvil, que tengas pensadas las paradas adecuadas, especialmente en un trayecto largo.





Si realizas un desplazamiento que combina varios medios de transporte, cobra especial importancia que sincronices todo de manera que sea lo más cómodo posible para el bebé. Afortunadamente, las mejores empresas ponen a tu disposición software que permite planificar al detalle las posibles combinaciones de tu viaje.

Para los ratos en los que tu bebé esté despierto, juega con él con sus juguetes preferidos y si tiene edad para ellos, lleva libros ilustrados o con miniaturas, o juegos interactivos con sonidos y colores, ya que estos hacen que centre todos sus sentidos y que su cerebro trabaje más y mejor, lo que a la larga también les producirá un mejor sueño.

5.- Emergencias

Lleva contigo todos los teléfonos y direcciones que puedan ser necesarios así como copias de listas con las recetas médicas y nombres de las medicinas del bebé. Lleva copias contigo pero deja otras en tu alojamiento por si perdieras las primeras. Guárdalas en tu email o teléfono para poder acceder en cualquier momento y que nunca te falten si por desgracia llegas a necesitarlas.


*Recordarte que este artículo ha sido escrito por:

Catalina López Zuluaga
Twitter : @CatalinaLoZu

¡Muchas gracias por compartir el post!

Sobre la autora

¡Muchas gracias por tu visita!, si te ha gustado el post no te olvides de comentarlo ni de compartirlo en tus redes sociales ; )

2 comentarios:

Follow my blog with Bloglovin