Facebook Twitter Pinterest GooglePlus Instagram Una buena y una mala compra | Café largo de ideas - Decoración, reciclaje, DIY, blogging

Una buena y una mala compra


Hace tiempo escribí el post «mi mejor y peor compra del 2012» pensando en hacer un post similar cada año... pero el 2013 se me escapó, así que con retraso lo hago ahora, en el 2014 !!

Una de mis mejores compras fue esta sin lugar a dudas.... tuve varias chupeteras, de las que ya os hablé en el post «no hay dos sin tres» donde ya os mostraba también esta, que ahora cuelga siempre en mi bolso, así la tengo en todo momento a mano !!. Me gusta su facilidad para engancharla en cualquier sitio, su buena calidad y limpieza, también lo combinable y lo mona que es... no fue de las más baratas, pero si de las más resultonas y mejor amortizadas, la verdad, :)



Por el contrario, una de las peores compras que hice, sino la peor fue esta otra, no en el 2013 sino en el 2012, pues fue una de las primeras compras que hice para recibir a nuestra pequeña...




Fueron dos protectores de cuna, me encapriché de ellos porque iban a juego con las respectivas colchas y juegos de sábanas... pero lo cierto es que fueron carísimos y sólo cubren la mitad de la cuna.... al principio del todo, cuando nuestra nena era más bebé y no se movía demasiado todo iba sobre perlas... pero en cuanto empezó el movimiento por las noches hubo que ponerle los dos, uno para cada lado de la cuna (y es que nuestra peque lo mismo te duerme con la cabeza para un lado de la cuna que para el otro), ¿el resultado?...



Cómo veis nada estético y desde luego muy poco práctico, dado que nuestra nena se entretiene metiendo las patucas por la ranura que queda entre los dos protectores.


Cuando los compré en su momento sólo los vi, del tipo de este, es decir protectores para la mitad de cuna.. pero más tarde vi de casualidad que los había para la cuna completa, y en colores lisos, combinables con cualquier tipo de saco, colcha o sábana.... : (

¡Muchas gracias por compartir el post!

Sobre la autora

¡Muchas gracias por tu visita!, si te ha gustado el post no te olvides de comentarlo ni de compartirlo en tus redes sociales ; )

4 comentarios:

  1. Si empezáramos por el segundo hijo, cometeriamos menos errores. Pero es imposible :-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, seguro, la experiencia en siempre un grado... aunque eso si, seguro que cometeríamos aún así fallos, aunque menos !!

      Saludos

      Eliminar
  2. Yo he llegado a la conclusión de que no sirven para nada. Entre eso y entre que la mayor parte de la noche la pasa en la cama con nosotros...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No sé, yo creo que el protector de una pieza entera puede ser útil, al menos al principio... porque cuando empiezan la fase de tirar de los lazos para desatarlos (que es en la que nos encontramos nosotros hace algún tiempo...).... ya no sirven para nada, está claro !!

      Hombre, si duerme con vosotros, está bien acolchadito ya... ja ja... sino siempre cabe la opción de un súperprotector familiar.. ja ja

      Besos

      Eliminar

Follow my blog with Bloglovin